sábado, 23 de julio de 2016

domingo, 21 de febrero de 2016

3ª Fiesta Costumbrista Puerto Gaviota

Como vengo haciendo desde la primera fiesta es bueno hacer un resumen que quede disponible para todos y una vez más aquí va.
5, 6 y 7 de febrero se marca en el calendario de esta pequeña comunidad donde se dan cita los que quieren vivir una experiencia única que dio pie al desarrollo de nuestra región "LA PESCA de la MERLUZA AUSTRAL"que puede ser experimentada y revivida por todos los participantes. Reencuentro, sol, y belleza escénica fue la tónica de este año junto a una muy buena pesca, por lo que nuestros visitantes pudieron satisfacer plenamente sus expectativas.
Con la presencia de Cris Carrasco y Viviana Muñoz junto a Cesar Gómez y sus muchachos nos brindaron la alegría con su show que animo las noches del viernes y sábado hasta altas horas de la madrugada haciendo participar a toda la comunidad. La presencia de Cris con su hermosa voz lleno de alegría y orgullo a todos los gaviotanos que la han visto crecer y le desean mucho éxito.
En el marco de esta fiesta Boris Verdugo lanzo nuevo trabajo musical Tierra Austral junto a su grupo. El almuerzo en el que reino la merluza austral frita fue la delicia de nuestros visitantes a cargo de don Choño y del matraimonio Gallegos-Godoy junto al ceviche de Vivi Medina
Este año se pudieron hacer los viajes a los atractivos de nuestra caleta en especial a las pajareras y loberas fascinando a nuestros visitantes
y no falto el bote que sirvio a estos marinos para que hicieran su primera práctica
En definitiva para nuestros visitantes una experiencia única e inolvidable. Las novedades de este año fueron la difusión que se le dio con mucha anticipación poniendo en vitrina la reina de nuestra fiesta "la merluza austral" y la oferta de la experiencia a vivir dando la información completa destacando nuestra realidad
ademas de afiches, pendones, pasacalles y volantes que se distribuyeron en Santiago y la región agradeciendo especialmente a Sernatur su colaboración.
-La concurrencia de 45 personas desde Puerto Cisnes en la Barcaza y más de 20 desde Puerto Chacabuco a la Fiesta y la poca asistencia de autoridades locales y regionales reforzando el sentimiento de abandono que se experimenta en el litoral,de ahí aquello "con algo de piratas". -La aplicación de una encuesta de Satisfacción que en que se destacan: Servicio de salidas en bote a pescar y/o pasear y Atención recibida(cordial, amable, etc) muy satisfactoria. Con respecto a información y respuestas a consultas sobre la fiesta debe mejorarse ya que en general el litoral de Aysén es totalmente desconocido y todo resulta poco. Consideramos un gran éxito un 18% de Regular dada la precariedad del lugar y los recursos disponibles. Finalmente hay que analizar la calificación de nuestros visitantes" Acceso y conectividad a Puerto Gaviota "con bueno del 64% de los encuestados. Considerando que gracias a las empresas Fiordos y Aqua Chile contamos con lanchas rápidas todos los días para cualquier eventualidad y para el traslado de pasajeros. Sin estos apoyos y la parte más importante de los fondos de la fiesta que se destinan a este item la fiesta sería imposible ya que el transporte público Barcaza Queulat de Naviera Austral no responde a los requerimientos mínimos dada su informalidad al cambiar a su antojo y conveniencia los horarios e itinerarios. Si en estas condiciones extraordinarias presenta para nuestros visitantes condiciones precarias, ¿como sería si estuvieran en las condiciones usuales a las que estamos obligados? Infraestructura de hospedajes-camping-cabañas tenemos un 60% de bueno presentando este item una gran falencia y la limpieza del entorno y pueblo un 64% que refleja el abandono y despreocupación que nos inunda. Como botón de muestra para esta fiesta estaba el paramédico de Melimoyu ya que a pesar de la solicitud reiterada de uno para Puerto Gaviota no contamos con ninguno existiendo un local hecho comunitariamente.
Esperamos que esta información sirva a las autoridades locales y regionales como un antecedente que las motive a actuar eficazmente haciéndose cargo de que a pesar del esfuerzo, buena disposición y empeño de la gente del litoral sin un trabajo conjunto no podremos hacer de estas localidades una fuente de riqueza para toda la región perdiendo todos. Esta zona no es extrema es EXTREMÍSIMA por lo tanto no puede ser excluida del desarrollo. Agradecemos la presencia de Sr Olivares Capitan de Puerto de Cisnes, Jorge Moya de la Municipalidad de Cisnes, al Parroco de Cisnes, A Rodrigo Quiroz que nos apoyo desde Cisnes, a las empresas Fiordo y Acua Chile,a Boris Verdugo y su grupo, a Cris Carrasco, Viviana Muñoz y al infaltable Cesar Gómez y sus muchachos, y a todos los asistentes. No puedo dejar de compartir esta belleza llena de esperanza con la presencia de mis nietos

jueves, 15 de octubre de 2015

Epilogo al libro Ocho años como colono en una isla de la Patagonia Occidental (1938 a 1945)


Entre 1945 y 1964 se producen muchos cambios y se crean una serie de fabulas que hacen de este sector de la isla Magdalena una tierra de leyenda.
Bruno Rösner deja la Magdalena y el campo queda al cuidado de Victorino Huichapani y como propietario don Tomás, luego sale a remate por parte del Estado y es adquirido por el Sr Torres a quien nuestra familia compra el campo con una superficie de 800 hectáreas quedando pendiente el titulo definitivo de dominio.
Se crean las historias de los "Baguales" en la Magdalena, y el Chilco y el Coicolen toma posesión de las pampas manteniéndose algunos animales vacunos hasta nuestra llegada.
El establo, corrales y cercos se convirtieron en ruinas, lo mismo el corral de pescar y la casa que lentamente fue quemándose para abrigar a los esporádicos viajeros.
Los buzos y gente de mar siguió haciendo puerto hasta que se agotaron los choros zapatos de tanto extraerlos para luego pasar a las cholgas y siguieron perdiéndose algunos vacunos.Famosos son los asados donde Morras hasta nuestros días.
Cuentan que no falto el lanchero que estafo a Victorino robandole más de 100 vacunos que defendía carabina en mano, que su huerta era famosa hasta que se produjo el remate y tubo que abandonar la isla.Otros dicen que vino el invierno y el campo no resistió y fue grande la mortandad de animales.
De Puerto Cisnes al campo eran 5 hrs de navegación a remo lo que hizo más lento el proceso de destrucción, entre tanto llegaban más habitantes que buscando la protección del canal, sol y tierras  siguieron con la colonización hacia el norte llenándose de Diaz.
A Cisnes llegaba la Obra don Guanella con trabajo, gente y esperanzas de desarrollo y el pueblo caminaba con firmeza de cara al futuro con escuela, posta, carabineros, correo y Eca ( almacen que proveía los víveres básicos y subvencionaba el estado)
Se afirmo la ruta cordillera con dos viajes al mes conectando todos los pueblos de litoral desde Puerto Montt a Puerto Aysén y tanto Puyuhuapi como Cisnes quedaron como puertos obligados de la ruta.
En 1964 llegamos a Puerto Cisnes desde Santiago donde mi padre ejerce como profesor de Castellano un año en la Escuela Agricola, conoce la Magdalena se enamora de la bahía, compran el campo que venia con vacas y un motor fuera de borda, y partimos.
En 1965 llegamos a una casa en ruinas que nos sirvió de refugio mientras construíamos la nueva, y como cuenta el padre Antonio Ronchi a aprender a vivir de nuevo.
Mi madre tenía más idea de campo, pero de patrona; mi padre puras ganas, y yo el deseo de tener a mis padres conmigo todo el tiempo del mundo. Tenía 9 años y mi hermana 4.
El año en Cisnes nos sirvió para aclimatarnos, aprender a convivir con la lluvia, el mar y el barro, conocer materiales, maderas y usos, todos muy ajenos.
Mi padre decidió hacer la casa lejos de la playa, según el para que no se la echarán al fuego y ¡cómo pesaban esas tablas de tepa de 1 x 8 pulgadas que había que acarrearlas una por una, de la playa al alto de la pampa, y las tejuelas; me desarmaban los paquetes de a cien para que también hiciera mi parte. Adan Diaz era el constructor y Juan Quiche se hacia cargo de lo demás. La minga era obligada.
Así era todo, si querías algo tenias que hacerlo tu mismo y lo mejor era aprender rapidito para no perder el tiempo. En marzo ya tenía la casa cara de casa y en el invierno se haría el resto.
Doña Rosalba nuestra vecina me enseño a manear una vaca, ordeñar, hacer mantequilla y queso, luego lo hacíamos con mi madre, era la única manera de tener leche, mantequilla y quesos ricos, lo otro que se conseguía era de "caritas" y no eran ricos.
Lile y Benedicto, hijos de doña Rosalba me enseñaron a encontrar leña seca, a encontrar las vacas cuando se me escondían, y a ganar todas mis destrezas en el campo para ser autosuficiente.
Doña María Vidal nos regalo una pareja de pollos y don Manuel tres gallinas más, estábamos armados.
Todas las mañas con la comida se terminaron, aprendimos según las reglas de Martín Fierro "todo bicho que camina va a parar al asador" y comimos de todo: coipos, quetros, caiquenes, caranchos.
 Aprendimos a pescar al pinche y con espineles, rollizos, róbalos congrios y chancharros para carnada; y una vez al mes cuando viajábamos a Cisnes a donde llevavamos congrios, pollos, queso y mantequilla para la venta.
Esta aventura duro 2 años, para mis padres deben haber sido terribles, pero para mi no los hubo mejores en mi vida.
Mi padre tenía historias para todo, un hombre culto e intelectual y mi madre que trataba de seguirlo en todo. La precariedad era absoluta al punto que cuando paso por el campo el jefe de vialidad de ese entonces y le pregunta en que puede ayudar, mi madre responde: "en que los lleven a cisnes para que no tengan que irse remando". Al mes siguiente llego la lancha Adivina de vialidad que venia todos los meses a pagar los sueldos a Cisnes y Wensel su capitán le entrega un pluviometro para que se lleve el registro de aguas caídas en la Magdalena. Ese año no remamos a Cisnes.
Nunca nos falto el pan, las visitas eran una bendición, una alegría y una fuente inagotable de novedades, eramos felices con los nacimientos de terneros y pollos, la huerta no nos resulto muy bien pero las quemas después de la florecida de la quila acrecentaron el campo.
Mis juguetes fueron palos, hachas, martillos, remos,serruchos, clavos; mis compañeras de juego,vacas; mi televisión: las novelas de Benito Pérez Galdo e historias de los reyes de España, mi escuela: la Base Primaria (libro guía de profesores) y mi pasión: el bosque y los animales.
En 1967 se terminan las reservas y debemos partir al norte donde tiene trabajo mi padre en Puerto Montt y donde encuentro un pedasito de monte en casa de Gudrum Martin y la historia que antecede.
Ella conoció a su marido "en un lugar muy salvaje llamado Isla Magdalena" y me regalo una copia
del libro en alemán que uds han leído y que doña Luisa Ludwig tradujo para todos.
Bettina, su hija y mi hermana de alma sugirió que sin esta segunda parte la historia no quedaría completa.
En 1974se otorga el titulo definitivo de dominio al campo en cuestión reduciéndose su superficie a 371,875 hectáreas después de 36 años.
A finales del 2002, en la última barcaza del año vuelvo a casa, el chilco y el coicolen han desaparecido, en su lugar crece un robusto bosque de Lumas, Arrayanes, Canelos, algunas Tepas y Tenios. De la casa sólo quedaron algunas piedras que no fueron a dar al fuego, de mis vacas regalonas sólo recuerdos, pero ahí estaba el Cay impávido recibiéndome con todo su esplendor llenando el alma de gozo. ¡Se esta tan bien en casa!, ¡cuanto añoraba mi bahía y mis montañas!
Había cabaña nueva, un centro de cultivo de salmones a la entrada de la bahía, dos vacas, una ternera y tres toros y a empezar de nuevo, estaba en casa !

Para no repetir les cuento que incluyo dos artículos del blog: islamagdalena. blogspot.cl representativos de los últimos intentos y en el pueden encontrar las novedades de como va la vida en estas tierras.

miércoles, 25 de febrero de 2015

2ª Fiesta Costumbrista Puerto Gaviota,

El 6, 7 y 8 de Febrero se realizó en Puerto Gaviota el segundo encuentro costumbrista llenándose las pasarelas de vida y visitantes.
Con el anuncio de nuestra Fiesta en Puerto Cisnes que no paso inadvertido para muchos visitantes a los que la imagen de pescar una Merluza los incentivo a buscarnos como una experiencia a conocer.
                                        Llegado el día viernes y amaneció  nublado y muy poco acogedor para ir animándose y darnos una hermosa tarde soleada y sin viento especial para la actividades de pesca y navegación que a todos sorprendió.
Un sábado espectacular donde nuestros visitantes gozaron de una experiencia inolvidable
según se había anunciado donde pudieron ver y experimentar esta pesca,
y nuestros pescadores fueron maestros, guías y expertos navegantes.
Si algo sorprende es ver como estos viejos lobos de mar siempre tan callados se animan, cuentan sus historias y se transforman en grandes anfitriones que encantan a un auditorio atento y sorprendido.
Cuando aparecen las banderas uno tiene que admitir la capacidad para encontrarlas, la habilidad y fuerza con que recogen la guía y la alegría cuando finalmente aparecen las primeras merluzas y el alboroto de los pescadores.
La presencia de las gaviotas infaltables  compañeras en la pesca que llegan de la nada prestas a aprovechar toda oportunidad de comida fácil nos sorprende y nos enseña cuan sabia es la naturaleza en su proceder y como  nada se desperdicia.
El entorno majestuoso y seductor.
En definitiva todo conspira para dejar un recuerdo inolvidable.

Para quienes quieren conocer más del entorno terrestre Parque Nacional Isla Magdalena recorren una de las 2 sendas que parten del puerto pudiendo apreciar 3 sistemas.
1º el del renuevo que rodea la zona desafectada del Parque      que fue rozada para construir la caletay presenta un bosque muy joven donde  prima el Canelo, Luma, Coigües, todos muy jóvenes.
2º Una zona de Tepú, musgos y liquenes con gran cantidad de  Coicopihues en flor y Taiques.
 Estas flores cautivan por su belleza y es imposible no              detenerse a contemplarlas.
3º Bosque propiamente humedo con quilantal de grandes  arboles de Tenio, Canelos, Mañios y Coigües.

Todo ello con relatos de como se formo la caleta contado por sus protagonistas, un pequeño tente en pie para recuperar fuerzas.
La oferta gastronómica resulto rica y variada y aún cuando el almuerzo era en la sede comunitaria  con plato de fondo Merluza frita y música en vivo con los Trapanandas al pasar por las pasarelas no pudieron dejar de tentarse nuestros comensales con los caldillos de Congrio, Los Civiches de doña Alicia de Mantaraya, las empanadas de Loya (lapas) de Jenny, los dulces y algunas otras delicateses innombrables pero muy conocidas por todos. 
La fiesta nocturna estuvo animada por Cesar Gómez y su conjunto y duro hasta largas horas de la madrugada, se apago la luz y siguieron con generador.
Los comentarios sobran, reino mucha alegría y diversión llenando la ensenada de música.

Finalmente el domingo amanece con lluvia y viento lo que asusta a nuestros visitantes y sienten la amenaza del encierro que se produce en el litoral por "puerto cerrado" y se les brinda la oportunidad de volver a Puerto Cisnes y ganar la seguridad de la carretera. Fue una lástima ya que son frecuentes estos cambios y por la tarde todo estaba en calma y sin lluvia.
Puerto Gaviota se mostró en toda su realidad, sólo queda plantearse la pregunta por que esta reacción de pánico frente a lo que es natural y constituye parte de lo que debe estar incorporado en el acervo vivencial de quienes trabajan y son parte integrante de proyectos como los de "Archipiélagos Patagónicos" y del Gobierno Regional.
Finalmente la comunidad celebró con el almuerzo programado el fin de la actividad.
Analizando la actividad en conjunto podemos decir que se consolida nuestra propuesta de ofrecer un producto de calidad para una caleta que busca una alternativa de desarrollo afin a su quehacer e historia fortaleciendo su identidad.
El que hubiera una oferta gastronómica variada indica el interés por diversificarse y buscar nuevas oportunidades a la vez que se generaron ingresos que se repartieron.
Sorpresa para todos, había señal telefónica para algunos celulares 4 G
El que no se realizaran las actividades programadas para el domingo significo que la navegación a los atractivos no se realizo a cabalidad  por lo que la organización debe ser fortalecida y reforzada
Nos queda agradecer a Chritian Garabito por so diseño del afiche, a las empresas Fiordos y Aqua Chile que nos ayudaron con el transporte marítimo, al Ciep y a todos los asistentes.

martes, 23 de septiembre de 2014

Puerto Gaviota, Puerto Gala y Melimoyu en la frontera del olvido

Ha entrado una brisa de esperanza con el proyecto "Una Patagonia por Descubrir" que nos integra en la cultura marinera junto a las Huichas, Raúl Marin y Melinka sin embargo estamos en peligro de desaparecer de los circuitos que pretenden integrarnos por olvido.
Si, OLVIDO que pertenecemos a la región, olvido del inmenso patrimonio histórico y cultural que tenemos, de los recursos económicos que aportamos con las industria que nos invade y culturalmente nos asfixia, de la belleza escénica de portada y de lo más importante el valor de sus habitantes capaces de habitar un territorio tan precario.
  Al lanzarse la guía "Aysén con vistas al mar" a quedado una vez más reflejado el interés de nuestras autoridades que brillaron por su ausencia, como si con los aportes económicos bastara para blanquear conciencias y cumplir las obligaciones para con sus habitantes que sienten orfandad y abandono.
Es compresible, la pesca dejo de ser negocio y pesa sobre el alma el maltrato que el mar brindo en esta tierra y se olvida que gracias a ella se produjo el desarrollo que hoy tenemos pues fueron los pescadores que bien o mal gastaron sus ingresos en la región permitiendo desarrollo y las condiciones de vida actuales de los asentamientos mayores  a donde se vieron obligados a emigrar ya que al crecer sus hijos necesitaron de educación, salud y trabajo.
Si conversamos con nuestras autoridades locales comprobamos su pasado de pescadores artesanales con cuotas de pescado hasta el día de hoy, recuerdan su pasado y parecen huir de él, olvidando a sus compañeros que se quedaron en las islas.
Tiempos duros, si!, tiempos fructíferos también, y para los que se quedaron una forma de vida que los cautivo y que quieren perpetuar y que necesita reconocimiento.
Si esto se da, con muy poco apoyo volverá a florecer el litoral ya que cuenta con la voluntad de permanecer, con recursos propios y con la porfía necesaria.
En el último seminario de "Turismo cultural" nos presentaron la estrella regional "Casa Del Turismo Rural" que representa la cultura campesina y ha contado por años con apoyo y recursos públicos que financiaban el 60% de la gestión, ofreciendo una actividad económica interesante que permite a sus habitantes permanecer en su territorio.
 Sin embargo cabe preguntarse con ese apoyo público ¿como estaría el litoral social y culturalmente?
De estas casas todos quieren huir, sin embargo ellas fueron el pan de cada día en nuestro litoral y aun cuando se privilegie tanto el dinero y la economía sin la voluntad de estos últimos colonizadores Aysén sería como cualquier región sin su identidad que la destaca por su voluntad de progreso y desarrollo donde lo que "no hay se inventa y se hace". Se inventaron estas casas donde no había nada, se hicieron los pueblos y se desarrollaron, hoy se dejaron los remos atrás, también las ranchas y ahora apuesta por una nueva alternativa el turismo, como un complemento para mantenerse en el territorio.


miércoles, 13 de agosto de 2014

Al ritmo de la Barcaza Puerto Gaviota en Parque Nacional Isla Magdalena

Este 15 de Agosto se celebra un nuevo aniversario de Puerto Gaviota una de las últimas comunidades en fundarse en la región de Aysén vecina del Parque Nacional Isla Magdalena.
Coincide con el trabajo hecho por el CIEP en su programa Turismo Marinero y su guía "Aysén con vista al ,mar" que nos incluye con la aventura de ser pescador por un día y agregaría colonizador por un día ya que los últimos adelantos han dejado las sendas habilitadas para adentrarse a la orilla del parque.
 En cualquier caso tendrías que mirar la vida a la antigua asumiendo como parte de la vida los ritmos del mar y la llegada de la barcaza con la que combinas tus llegadas y salidas, te enteras de quienes llegan y salen del pueblo, lo que entra o sale y quienes van y vienen de pesca en una tranquilidad total interrumpida ocasionalmente por algún motor fuera de borda.
El silencio y la belleza escénica son impactantes y te sorprende lo cerca y accesible que es, la atención que encuentras al visitar, y el desconocimiento de este lugar tan cercano y lejano a la vez.
Puedes llegar dos veces por semana desde Puerto Cisnes o Puerto Chacabuco con todas las comodidades que ofrece la Barcaza Jacaf o entrar y salir por alguno de ellos.